En algunas ocasiones, los cachorros se pueden beneficiar de un alimento moderado en calorías: en perros de razas grandes y gigantes donde el crecimiento está siendo demasiado rápido o en cachorros esterilizados de forma temprana, donde el sobrepeso es un riesgo. En estos casos es importante seguir alimentando con un alimento de crecimiento ya que, aunque sus necesidades energéticas son menores que la media, sus necesidades nutricionales siguen siendo distintas a los adultos. En perros de razas medianas y pequeñas el crecimiento es hasta los 12 meses de edad, en razas grandes hasta los 18 meses y en gigantes hasta los 24.

Existen alimentos específicos de cachorros de razas grande que son a veces más moderados en calorías, para facilitar un crecimiento lento y también existen alimentos para cachorros y esterilizados, que permiten moderar el aporte calórico sin afectar negativamente al aporte nutricional. En cualquier caso, es importante preguntar al fabricante el contenido calórico del alimento de elección.